Siente la Pasión de Málaga II. Leyendas.

Con estas fechas y continuando el anterior post, vamos a seguir conociendo nuestra Semana Santa. Cambiando un poco el orden anterior con las historias que ocurrieron a partir de los trágicos sucesos en 1931, podemos mencionar otras leyendas ocurridas algunas en épocas anteriores. Historias llenas de encanto y magia, que nos hacen ver que las imagenes que recorren las calles malagueñas son especiales y únicas.

Pollinica pasando por la Alameda

Pollinica pasando por el Alameda

Legionarios portando al Cristo de la Buena Muerte

Legionarios portando al Cristo de la Buena Muerte

Podríamos empezar con una leyenda que dicen que sucedió durante el reinado de Carlos III en nuestro país. Una epidemia azotó Málaga, el pánico estaba extendido y las autoridades prohibieron que los malagueños se reuniesen en lugares públicos por miedo a que se extendiese más aún. Esta prohibición también afectaba a las iglesias que echaron cerrojo durante un tiempo, coincidiendo con Semana Santa, aquel año no pudieron procesionar.

En aquellos tiempos la cárcel se encontraba en la Plaza de la Constitución (antigua Plaza de las Cuatro Calles). Al llegar la noticia a los oídos de los presos, y viendo que ese año Nuestro Padre Jesús “El Rico” no desfilaría por las calles de Málaga, solicitaron permiso al corregidor para sacar el trono, comprometiendo sus vueltas a la cárcel en cuando acabase. Obviamente la respuesta fue negativa, lo que enfurecieron a los presos. El día en que la imagen debía encontrarse con el pueblo de Málaga, los presos consiguieron burlar la seguridad, se dirigieron al Convento de San Francisco donde se veneraba la imagen y lo llevaron a hacer el recorrido procesional en el más estricto silencio. Todos, sorprendidos con el acto y la actitud de los hombres, éstos volvieron a la cárcel sin faltar uno sólo, como prometieron en un principio. El rey, informado del acontecimiento, le dio a la Cofradía “El Rico” el privilegio de que cada Semana Santa librase un penado durante su estación penitencial.

En 1976, el Rey Don Juan Carlos I, renovó el privilegio de Liberación de un preso cada Miércoles Santo, y aún hoy éste hecho es uno de los que más conmueve en nuestra Semana Santa.

Preso liberado y  El Rico en plena procesión

Preso liberado y El Rico en plena procesión

 

Tras ésta conocida leyenda, nos vamos a otra con mucho encanto que nos llega a nuestros tiempos gracias al escritor malagueño Diego Vázquez Otero. Nos cuenta que hubo un  día que saltó una borrasca estando unos pescadores en el mar, y empujó la jábega mar adentro. Los pescadores con tan tremenda tormenta perdieron la vista de la playa y el monte. El patrón, aún siendo un gran profesional en estos trabajos no podía controlar la embarcación, a la cual cubrían las olas de forma tenebrosa, con un cielo lleno de nubarrones que hacían temblar de miedo a los marineros. Pasando por momentos dramáticos, los hombres imploraron la misericordia de Dios y el perdón divino, negándose a morir como buenos cristianos. Tras horas de pánico, entre las nubes se abrió un rayo de sol enfocando un punto de las aguas revueltas, donde flotaba la talla de un Cristo Crucificado. El patrón, con gran esfuerzo, se dirigía hacia la imagen, y mientras la jábega se acercaba poco a poco la tormenta disminuía hasta quedar el mar totalmente sereno. Los marineros, dando gracias al cielo por el favor, recogieron la imagen contemplando cómo la herida del costado de Jesús brotaba la sangre lentamente.

Al llegar a tierra firme, y reencontrarse los marineros con sus familiares, al principio no comprendían qué les ocurrió a los marineros, y pensaron que traían a un hombre herido hacia ellos, pero al comprobar que se trataba de una escultura de Jesús crucificado brotando sangre del divino costado, todos cayeron de rodillas ante el milagro.

El escritor nos cuenta que los hombres trasladaron al Santísimo Cristo de la Sangre a una ermita cercana existente entre el Cerro de San Cristóbal y del monte Gibralfaro en donde se establecía por aquel entonces la Orden de la Merced.

Preciosa imagen de nuestro Santísimo Cristo de la Sangre

Preciosa imagen de nuestro Santísimo Cristo de la Sangre

 

Con el olor a mar que nos deja esta historia, nos dirigimos al barrio de la Trinidad, a una encantadora historia de amor sucedida a mediados del siglo XIX. Cristóbal Ruiz, era un bandolero nacido en Igualeja más conocido como Zamarrilla. El bandolero dirigía una cuadrilla de ladrones con delitos en la Serranía de Ronda, la Costa malagueña y la propia capital.

Fugándose de la justicia en Málaga, Zamarrilla encontró una capilla presidida por una Dolorosa trinitaria. En plena persecución el bandolero se refugió bajó su manto, los guardias entraron y buscaron por todos los rincones saliendo decepcionados sin haber encontrado ni rastro del bandolero. Tras un largo tiempo escondido, salió asegurándose que ya no corría peligro, quiso agradecer a la Virgen su ayuda pero como no llevaba nada de valor, cortó una rosa blanca y se la clavó con su puñal en el pecho. La flor quedó prendida en la imagen, pero es entonces cuando Zamarrilla con miedo contempló cómo la rosa iba tiñendo lentamente de sangre.

ermita

Sorprendido el bandolero, pensó que la Virgen se había convertido en humana, viendo que no era así, pero que la flor instantes antes era blanca y se había cubierto de sangre hasta convertirse en una rosa roja, Zamarrilla cayó arrepentido con el milagro. Sintiendo un amor grandísimo por aquella virgen, ingresó el resto de sus días en un convento cercano de la ermita de María Santísima de la Amargura, y todos los años en el aniversario del milagro, el bandolero bajaba por el antiguo camino de Antequera hasta el oratorio de la Señora para regalarle una rosa roja que depositaba en sus pies de las que él mismo cultivaba en su pequeño huerto.

Una tarde, Zamarrilla cumpliendo su promesa anual fue atacado por unos salteadores que al no encontrar ningún objeto de valor en el fraile, lo apuñalaron hasta darle muerte. Extrañados al día siguiente en su comunidad por la tardanza del fraile salieron en su busca. Hallaron el cuerpo de Zamarrilla, todo ensangrentado en medio del camino con una rosa entre sus manos, que había cambiado de color rojo por un color blanco resplandeciente.

María Santísima de la Amargura

María Santísima de la Amargura

 

Sabiendo leyendas de justicia, marineros y amor, en nuestra Semana Santa también encontramos una historia de perdón a un soldado que ocurre en el siglo XVII. Un arcabucero (soldado en los ejércitos de Flandes) con miedo de morir en los combates fue a confesar sus pecados a un fraile Mercedario. Entre todos sus pecados había uno de tal gravedad que no pudo obtener la absolución, mandándole el fraile a acudir a Roma para que el papa lo absolviera.

El soldado español, ante la imposibilidad de viajar hasta Roma a ver al papa, se postró ante los pies de la imagen de Jesús Nazareno de Viñeros y llorando arrepentido, pidió perdón por aquel pecado que le perseguía en el alma. Al mirar hacia el rostro de la imagen, pudo ver cómo el Cristo separando el brazo derecho de la Cruz, le daba la bendición absolutoria. Los sollozos atrajeron a los Padres Mercedarios que admiraron aquel prodigio. Desde aquel entonces, el brazo nunca volvió a su posición original, y corriendo la noticia por la ciudad, los feligreses acudieron a ver el acontecimiento.

Arcabucero acompañando al Cristo en procesión

Arcabucero acompañando al Cristo en procesión

A raíz de que sucediese el milagro los Tercios que habitualmente estaban en Málaga comenzaron a acompañar a la hermandad de Viñeros.

viñeros

 

Son muchas las historias que esconden las cofradías entre tantas imágenes, como la historia de nuestra Virgen de ojos verdes. Cuenta la gente que allá en la Semana Santa de 1926, la Cofradía del puente del Cedrón procesionaba por primera vez con la nueva Virgen donada por Antonio Domínguez Silva. Cuando Nuestra Señora de los Dolores (llamada así por aquel entonces) recorría por las calles, alguien le arrojó palomas y flores en señal de cariño y devoción. Volaron las palomas perdiéndose en el cielo malagueño, pero una se posó en las manos de la imagen, y por más vaivenes que dio el trono no se marchó. Los malagueños no perdían la vista del animal esperando que alzase el vuelo pero, como un penitente más llego al encierro junto a la Virgen.

En la misma iglesia donde salía la imagen en aquella época, se veneraba otra Virgen con la advocación de los Dolores. Los hermanos pensando que tendrían que cambiarle el nombre para no tener dos imágenes llamándose igual, un joven, habiendo asistido al suceso ocurrido con la paloma, dijo que la Virgen entró el año anterior con una paloma entre sus manos, y aquello debió ser una señal por la que ella mismo eligió llamarse así. El resto del comité le pareció una excelente idea y fue aprobada por votación que Nuestra Señora de los Dolores recibiese la advocación de María Santísima de la Paloma.

paloma

 

Como podemos apreciar, son muchos los relatos que se van contado de abuelos a nietos durante muchas décadas, y que hoy nos llega así. Inicialmente decíamos en el anterior post, que son más de 40 cofradías malagueñas, cada una de ellas llenas de historia y encanto, pero nos sería imposible resumir todos los secretos de las imágenes que pasearan estos días por nuestras calles. Por esa razón, sólo hemos citado a una mínima parte de ellas, pero insistiendo, que este post seguirá abierto para seguir contando las antiguas leyendas, historias, curiosidades y anécdotas que existe en nuestras tan veneradas imágenes.

Nuestro Padre Jesús de la Columna (Gitanos)

Nuestro Padre Jesús de la Columna (Gitanos)

Con todo nuestro respeto, cariño y devoción a la Semana de Pasión de Málaga.

Siente Málaga.

Devoción del pueblo al Cautivo pasando por el Puente de la Aurora

Devoción del pueblo al Cautivo pasando por el Puente de la Aurora

 

Siente la Pasión de Málaga I. Historias.

A punto de llegar el Domingo de Ramos, hemos decidido escribir sobre la semana grande de Málaga. En nuestra tierra, la Semana Santa es una de las fechas más esperadas por todos los malagueños, mezcla de tradición, arte y cultura engalanan nuestras calles para recibir a nuestras imágenes más queridas. Una semana de mucha historia, que con devoción los hombres mecen su trono, las imagenes que anualmente se encuentran con el pueblo son acompañadas por las bandas de música, y a menudo se asoman artistas malagueños a las ventanas para cantarles saetas a cada imagen.

Nuestras tradiciones y esculturas son antiquísimas, aunque hubo muchas de ellas que desparecieron debido a la “quema de conventos” que sacudió la ciudad durante los días 10 y 13 de mayo de 1931. En estos días se quemaron gran parte del patrimonio religioso, artístico, cultural e histórico de Málaga. Parroquias, iglesias y conventos como Nuestra Señora de la Merced, San Felipe Neri, Santo Domingo, el Colegio Hermanos Maristas, ermita de la Zamarrilla, el colegio San José de la Montaña o la iglesia de Santos Mártires fueron incendiados entre otros muchos, y aunque algunos fueron reconstruidos desde sus propios cimientos salvándose, hubo otros que desaparecieron totalmente. Entre las numerosas obras que se convirtieron en llamas citamos las magníficas esculturas del “Cristo de la Buena Muerte” y la “Virgen de Belén”, ambas obras del imaginero Pedro de Mena; la imagen de “Jesús orando en el Huerto” de Fernando Ortiz; así como la imagen del Nazareno , conocido como “El Chiquito” de la Hermandad perchelera de la Misericordia, también de Pedro de Mena, que fue quemado en una hoguera de la Plaza de la Merced.

Éste hecho atroz es una de las razones por las que nuestros cristos y vírgenes son tan característicos y esconden tanta leyenda detrás de la imagen.

Plaza de la Merced, con la antigua iglesia desaparecida

Plaza de la Merced, con la antigua iglesia desaparecida

Iglesia de Santiago tras el incendio

Iglesia de Santiago tras el incendio

Con este breve resumen de historia, podremos entender mejor la historia o leyenda que hay detrás de cada imagen malagueña. Podemos empezar citando la historia de María Santísima de las Penas, que realizó su primera salida la tarde del Lunes Santo de 1943 desde la Capilla de San José (Calle Granada). Aunque debió salir la primera por el recorrido oficial, una serie de inconvenientes originaron que desfilase la última. La cofradía tenía previsto vestir a la dolorosa de blanco con manto negro, pero debido a los duros momentos económicos de la postguerra, se procesionó con un manto hecho de flores de manera provisional.

María Santísima de las Penas

María Santísima de las Penas

En 1948 procesionando ya con el Santísimo Cristo de la Agonía, la Virgen salió por primera vez en Martes Santo y lució un manto de azahar, pues el que estaba siendo confeccionado por las monjas no estaba aún acabado. En 1949 la cofradía ya vistió a la imagen con la nueva vestimenta, donde la prensa se hicieron eco de la magnífica obra de arte y llamó la atención el manto bordado en oro sobre terciopelo verde. Pero al año siguiente la Directiva se vio obligada a reunirse para tratar el tema del manto, pues hubo mucho descontento por parte de los malagueños con el tremendo cambio. Tras ganar en votaciones los partidarios al manto de flores, en la Semana Santa de 1950 se levantó bastante expectación por ver a la Virgen de las Penas con el manto de flores. Desde entonces la Dolorosa ha lucido el manto con diferentes diseños, y los malagueños la llaman cariñosamente “la del manto de flores”.

Reciente manto de flores que la Virgen lució en una salida procesional

Reciente manto de flores que la Virgen lució en una salida procesional

Por el malagueño barrio de la Trinidad, nos encontramos la Cofradía del Cautivo, que fue fundada en 1934 por un grupo de jóvenes de Acción Católica del barrio tras los sucesos del 11 y 12 de mayo de 1931, con el motivo de dar culto a la imagen mariana de la Virgen de la Trinidad, cuyo nombre se atribuiría en honor a su barrio. Adquirieron la Dolorosa por un precio de 200 pesetas a un vecino que logró salvarla de la quema y, que con miedo a que volviese a estallar la atrocidad, la escondería junto con otras imágenes en una carnicería que regentaba en la calle Trinidad la noche del 19. Según historiadores la escultura, de autor desconocido, data del siglo XVIII.

Primeras fotos de la Virgen de la Trinidad en procesión

Primeras fotos de la Virgen de la Trinidad en procesión

En 1937 reorganizando la hermandad, hubo una modificación de los estatutos: la convirtieron en cofradía pasionista y aportaron la idea de añadir un cotitular a la cofradía, que recibiría el nombre de Jesús Cautivo en recuerdo a todos los que sufrieron el cautiverio durante la Guerra Civil. La talla, realizada por José Carrasco Castilla, costó 2000 pesetas que fue recaudado por suscripción popular. Una vez llegada la imagen a la ciudad, fue puesta a dictamen de la Comisión de Arte Sacro, el informe dado no fue positivo, al considerarse la escultura de escaso interés artístico, así como presentaba la desnudez de Nuestro Padre Jesús Cautivo fue el argumento para rechazarlo. El Obispado puso como condición la necesidad de vestir a la imagen para que la talla fuese bendecida y la cofradía, con tal informe, aceptó la recomendación. El cofrade Francisco Ortega Carrasco, que trabajaba en la fábrica de tejidos Modestos Escobar, obtuvo unos metros de tela de color entre blanco y marfil; con ella, su esposa realizó la primera túnica que lució Jesús Cautivo el día de su bendición, celebrada el 19 de marzo de 1939.

Nuestro Padre Jesús Cautivo

Nuestro Padre Jesús Cautivo

A los pocos meses la nueva cofradía es admitida como miembro de la Agrupación de Cofradías, y se le asigna el Lunes Santo para su salida procesional, realizó el primer desfile la imagen de Nuestro Padre Jesús Cautivo en 1940, la razón por la que sólo procesionó el Cristo fue de índole económica. Al siguiente año, en 1941, la Virgen de la Trinidad acompaña por primera vez, a su hijo Cautivo.

Jesús Cautivo y María Santísima de la Trinidad en uno de sus espectaculares traslados

Jesús Cautivo y María Santísima de la Trinidad en uno de sus espectaculares traslados

En 1931, en pleno apogeo con la quema de conventos, un muchacho llamado Francisco Sánchez Segarra entró en la Iglesia de Santo Domingo y entre tanto escombro vio una cabeza tirada en el suelo. Sin pensárselo más, la cogió y la protegió envolviéndola con mantas. Temiendo por salir a la calle y que descubrieran que guardaba la cabeza, la escondió en una droguería situada en el mismo recinto de la iglesia. El muchacho, con la ayuda de su amigo Antonio Cerrillo (ambos fallecidos) depositaron la cabeza de María Santísima de la Esperanza en unas cajas de jabón.
No corrían buenos tiempos en Málaga, pues con la II República había inestabilidad y corría un fuerte sentimiento antirreligioso, por lo tanto, decidieron no decir dónde fue escondida la talla. Tres meses después del histórico suceso, los archicofrades daban ya por perdida su sagrada imagen, pero Francisco al escuchar una charla sobre dicha imagen entre el propietario de Félix Sáenz y Ramón García de las Peñas corrió a contarle que la talla no había sido perdida, y directamente los condujo al almacén dónde se encontraba la venerada imagen.

Cabeza de la sagrada imagen de la Esperanza que fue hallada entre los escombros de Santo Domingo

Cabeza de la sagrada imagen de la Esperanza que fue hallada entre los escombros de Santo Domingo

 

La imagen tallada por Mariano Benlliure

La imagen tallada por Mariano Benlliure

A partir de ese instante, la cofradía comenzó a reorganizarse para recuperar la imagen del Cristo que no corrió la misma suerte que la talla de la Esperanza, y fue desaparecido entre las llamas. La Archicofradía del Paso se pone en contacto con el escultor Mariano Benlliure y le encarga la nueva imagen que sustituyera a la desaparecida. Unos días antes de Semana Santa de 1940 llega la escultura a Málaga (junto a la imagen del cristo Crucificado que le encarga la cofradía de La Expiración al ver el resultado del Nazareno del Paso). Una vez reunidos los cotitulares de la cofradía, vuelven a pasearse por las calles cada jueves santo, encontrándose con su pueblo malagueño que los reciben con devoción y mucho amor aún en nuestros tiempos.

Preciosa estampa de los titulares de la cofradía

Preciosa estampa de los titulares de la cofradía

Si entramos en el antiguo barrio del Perchel, encontramos la Cofradía de la Humillación, cuya imagen fue otra de las tantas perdidas en el período de Guerra. El verano de 1939 la cofradía intenta reorganizarse y logra que sea bendecida la imagen del Señor de la Humillación el Sábado de Pasión de 1941, procesionándose ese mismo año.  Pero los hermanos no estaban totalmente satisfechos con la talla, y deciden encargar de nuevo a Palma Burgos una segunda talla. Una vez finalizada y teniendo la aprobación de todos los hermanos, se bendice en 1942 también el Sábado de Pasión, el mismo año que se da a conocer la nueva incorporación de María Santísima de la Estrella, que procesionaría un año más tarde junto a su hijo.

estrella humillacion

La primera escultura de la Virgen fue cedida por la familia Souviron Utrera, se trata de una obra malagueña anónima del siglo XVIII, cuyo cambio solo sufrió el de las manos; las originales eran entrelazadas y las sustituyó el imaginero Andrés Cabello Requena en 1958 con unas manos abiertas. El primer año que desfiló lo hizo vestida de blanco con el manto de la Patrona de Málaga, Santa María de la Victoria, y sobre este manto se escribieron 12 nombres de malagueños fallecidos en la División Azul. Posteriormente se bordaría un manto azul con detalles en oro y siendo sustituidos los nombres por estrellas.

Traslado de las dos imágenes de la cofradía

Traslado de las dos imágenes de la cofradía

 

Éste solo es un pequeño ejemplo de las historias que podemos encontrarnos detrás de nuestras imágenes, no podríamos acabar de contar historias y detalles de todas y cada una de las tallas de las más de cuarenta cofradías que desfilan en la semana de pasión malagueña; todas teniendo su encanto y su historia secreta. Es por ello, que Siente Málaga, aunque en este post sólo haya citado estas cofradías, más adelante seguirá contando más leyendas de otras cofradías…

 

Explosión de color y aroma primaveral malagueño

La entrada de la Primavera es una de las épocas más esperadas por los malagueños, por fin se nos despide el “frío”, y vuelven los rayos de sol, empezamos a visitar la playa y disfrutar del campo en su máximo esplendor, comenzamos a sacar de los armarios las mangas cortas y disfrutamos de nuestras primeras cálidas temperaturas. Además por estas fechas, celebramos el cada vez más importante Festival de Cine de Málaga, donde por unos días se llenan las calles de caras muy conocidas  del cine y la televisión; el centro se envuelve por una alfombra roja que la llena de glamour, pisada tanto por actores como por curiosos malagueños que no quieren perderse detalle de esta gran fiesta del cine.
Y, esperando la primera luna llena primaveral, Málaga se prepara con devoción para la semana grande, la semana de pasión, la Semana Santa, para disfrutar desde el Domingo de Ramos hasta el de Resurrección de todos los tronos, las imágenes que son mecidas por sus hombres de trono, sus mantillas, sus nazarenos, el aroma a incienso y bandas o desfiles militares que tocan marchas procesionales poniendo la música que acompaña a cada imagen, suenan saetas espontáneas y aplausos con el paso de los tronos, todo con el máximo respeto y religiosidad que los malagueños le brindan a su semana santa.

primavera

Aún con las fiestas, las primeras visitas a la playa y las subidas de temperatura, nuestra tierra por estos días se ve mucho más hermosa. Los jardines, las calles y los lugares más emblemáticos empiezan a llenarse de colores y brotan flores de diversas especies. Los simples paseos por las calles, se convierten en delicias disfrutando de la flora y de los aromas como el azahar, el romero y el jazmín.

En Primavera podemos pasear por el Parque de la Alameda, para disfrutarlo con todos nuestros sentidos. El Parque de Málaga es uno de los parques públicos más importantes de Europa, de carácter renacentista y barroco, se trata de un jardín mediterráneo que consta con una gran diversidad de especies tropicales y subtropicales, además de dragos, plátanos, palmeras y ficus. En este parque de casi un kilómetro de recorrido y zonas verdes en ambos lados, encontramos rincones con mucho encanto y numerosas fuentes y monumentos muy malagueños como el burrito Platero, el monumento al Fiestero, la Ninfa del Cántaro o el monumento a Salvador Rueda.

parque malaga

Paseo del Parque de Málaga

Justo en la avenida del Parque, al lado del Ayuntamiento, encontramos los Jardines de Pedro Luis Alonso, llamado así en honor al primer alcalde de la postguerra. Con el Biznaguero presidiéndolo, se encuentra rodeado de naranjos, mandarinos, rosales y cipreses; es un jardín latino con infuencias hispanoárabes y francesas.

El Biznaguero, con vistas a Puerta Oscura y la Alcazaba

El Biznaguero, con vistas a Puerta Oscura y la Alcazaba

Desde este precioso lugar podemos apreciar también los Jardines de Puerta Oscura, que debe su nombre al lugar donde está situado porque antiguamente es donde se encontraba una de las puertas principales que llegaban a la Alcazaba. En este parque predomina el ciprés, el pino carrasco, la jacaranda, y la palmera canaria entre otras especies. El arquitecto del proyecto fue Guerrero-Strachan, y tuvo la idea de atraer a los malagueños un poco de la vegetación que se encontraba en la Alcazaba, pero a los pies del monte.

Jardines de Puerta Oscura, visto desde arriba

Jardines de Puerta Oscura, visto desde arriba

La Alcazaba unido al Castillo de Gibralfaro, presenta en primavera una de las estampas más simbólicas de la ciudad. La Málaga musulmana, y la Málaga cristiana unida por un camino casi toda enterrado por un espeso bosque donde predominan los pinos, los eucaliptos y los cipreses. Una bella e histórica imagen, que es representada en el escudo de la ciudad.

gibralfaro

Sin duda, es una de las mejores épocas para no dejar de visitar y conocer más la ciudad. Pues no sólo monumentos y parques públicos se idealizan, también los vecinos cuidan sus patios, sus terrazas y sus ventanas, y los bares colaboran llenando de colores sus propiedades para recibir el cambio de temperatura lleno de colores. Los geranios, las gitanillas, los claveles, las margaritas y las rosas, entre otras son protagonistas de estos días.

Terraza de vecinos con gitanillas

Terraza de vecinos con gitanillas

Bodegas El Pimpi, adorna su terrazas con macetas

Bodegas El Pimpi, adorna su terrazas con macetas

Para ayudarnos a los malagueños a acondicionar nuestras propiedades y negocios para el comienzo de la primavera y verano, existe una compañía malagueña que nos aconseja y colabora para trabajar y sacarle partido a nuestros exteriores. Lagar, una empresa comprometida con el medio ambiente, nos ofrece sus servicios con profesionales del sector y más de 7 años de experiencia para equipararse a las necesidades de cualquier cliente. Es un momento ideal para dejar preparados nuestros jardines y disfrutarlos con la entrada de las cálidas temperaturas. Paisajismo, medio ambiente, mantenimiento, obra civil e innovación reunidos en una sola compañía a nuestra disposición.
Lagar, en calle Almería nº 159, Málaga (frente al puerto deportivo El Candado).
http://www.grupolagar.es
info@grupolagar.es
951 38 15 71

lagar

lagar2

Leyendas de pasión y encanto

Al acercarse la fecha del Día de los enamorados, hemos querido hacer un post  especial dedicado a algunas historias y leyendas de amor. Leyendas que han ido de boca en boca, de abuelos a nietos, hasta llegar a nuestros oídos, no nos podían faltar estas preciosas historias para poder soñar e imaginar con sus personajes e intentar revivir la historia una vez más en nuestra imaginación…

El Peñón de los Enamorados

Son muchas las localidades malagueñas que nos hablan de romances entre musulmanas y cristianos, romances que solían acabar de mala manera. Esta leyenda es quizás la más conocida de la provincia…

Cuentan que por la zona de Antequera una princesa árabe y un caballero cristiano vivían una historia de amor desatado.

Todo sucedió años antes de la conquista cristiana; un soldado del rey Fernando cayó preso de un pueblo cercano a la Antequera árabe. Una mañana, ya en las mazmorras, recibió la visita de la hija del rey moro, de extrema belleza conocida como Tazgona. Desde ese día la princesa buscó todo tipo de excusas para bajar todos los días a ver al joven Tello. Juntos, pensaron la forma de escapar de la cárcel y de la ciudad. Tazgona y Tello pertenecían a reinos y culturas distintas, y sabían que ni árabes ni cristianos verían con buenos ojos su amor. Sólo armados con su amor, una mañana huyeron, minutos más tarde llegó la noticia al rey árabe.

El padre de la princesa ordenó a dar caza y muerte al soldado cristiano. El destino hizo que ese mismo día las tropas cristianas rodearan Antequera. Los amantes acorralados e indefensos decidieron subir hasta la cima de una afilada peña, visible desde todos los caminos. En ella prefirieron arrojarse al vacío y despeñar sus cuerpos antes que separarse.

Las tropas árabes y cristianas encontraron a la pareja cogidos de la mano ya sin vida.

antequera

La Torre Mónica

La chimenea de la antigua fábrica de plomo de los Guindos fue construida en 1923, está situada en el Paseo Marítimo Antonio Banderas. Una mañana de 1993, la torre dejó de ser sólo la antigua chimenea que corona el litoral malagueño. Amaneció con el nombre de Mónica escrito en ella.

Dos adolescentes que se gustaban empezaron a salir juntos. Unas semanas después, el 12 de septiembre de 1992, José Carlos llevó a Mónica a dar un paseo por la playa del Bajondillo, y sentados en la arena se le declaró. Un año después tuvieron la clásica pelea de novios, de la que ahora con el tiempo ni los protagonistas recuerdan el motivo. Discutieron un viernes por la noche y José Carlos planeó darle una sorpresa. Tomó medidas de la chimenea y comenzó a pintar el nombre con la ayuda de su amigo Roberto que sostenía los botes de pintura. El novio enamorado subió por la escalerilla hasta la cima de la chimenea, desde allí se descolgó con las cuerdas. Al día siguiente el muchacho fue a buscar a su novia con su Vespino para enseñarle la chimenea, y que de esta forma se reconciliase con él. Mónica al ver lo que hizo durante toda la noche del sábado su novio entendió que era el amor de su vida.

Una pintada nunca dio tanto que hablar. Son muchas las leyendas que circularon en torno a esta historia, pero que con el tiempo, Málaga llegó a ponerle nombre a sus protagonistas. José Carlos Selva (1975), ya casado con Mónica Vallejo (1977), son malagueños de nacimiento y actualmente viven en Tenerife. Todos los años vuelven a Málaga con sus dos hijos y pasean junto a la chimenea.

Aunque la torre se restauró y se borró la pintada del adolescente, los malagueños aún conocemos esa torre como Torre Mónica. Y la historia quedará en el recuerdo de los vecinos a través de los años.

torre monica

El vestido de la Virgen del Rocío

Existe una leyenda que cuenta que la hija de una marquesa de Málaga estaba prometida con un apuesto militar. Cuando iba acercándose la fecha de la boda, la marquesa y su hija tenían todos los preparativos de la ceremonia listos para convertirlo en uno de los grandes eventos de la ciudad. Un día la joven recibió una carta del amado con una trágica noticia para ella: se enamoró de otra muchacha y se esposaría con ella. La joven con la triste noticia no pudo aguantar ese dolor, enfermó y murió de amor.

En 1940, la Virgen del Rocío ya era muy conocida en la Semana Santa por sus vestimentas blancas e impolutas que lucía antes de la guerra. Al no dar tiempo a vestirla para procesionarla, quisieron suspender su peregrinación ese año. Pero apareció la marquesa con el vestido de su hija que nunca llegó a usar y lo donó para que lo luciese la Virgen.

Ésta es una de las muchas leyendas que rodean la Virgen del Rocío.

rocio

La Princesa de Casares

Existía un palacio en los alrededores de Alechipe, el antiguo Lacipo Romano (Casares) que tenía una fuente que aún perdura. Las aguas de la fuente regaban el jardín de aquel palacio y no todos sabían de donde provenían.

Según la leyenda la fuente fue construida por un hombre enamorado de la princesa que vivía en el palacio y a la que pidió matrimonio. La princesa, a la que después se le conoció como la princesa de las flores, solo le pidió a su enamorado, que vivía al otro lado de la sierra, que como condición para casarse con ella, debía hacer que las aguas del Genal regaran su jardín. Ello suponía un gran reto para el enamorado, pero no se arredró. El joven se dispuso a buscar bajadas y terrenos propicios, pasando por el puerto de Ronda para lograr llevar aquellas aguas hasta el jardín de su amada.

Existen restos de una conducción muy antigua que nos hacen creer que aquella antigua leyenda pudo ser una historia verdadera.

casares

Éstas son algunas de las leyendas de amor y desamor que se cuentan por nuestra tierra, quizás leyenda, quizás historia… eso siempre será decisión de lo que cada uno queramos creer, pero lo que no cabe duda es que también es parte de la magia que envuelve nuestra Málaga, y ustedes ¿sabéis más leyendas de amor malagueñas?

Expresiones muy malaguitas

De entre una larga lista de expresiones populares, hemos citado algunas de ellas contando la historia del porqué han llegado a decirse. Anteriormente, en la página tenemos el “Diccionario Malacitano”, ahora contamos las expresiones malaguitas, y algunas de ellas muy generalizadas por toda Andalucía.

A hacer puñetas: La dificultosa confección de los puntos de encajes que suelen llevar los puños de los magistrados en su toga, inspiró este dicho popular de mandar “a hacer puñetas” a la persona molesta o que no interesa atender.

A mi plín: Dar lo mismo, desinterés por algo, ni fú ni fá. Ejemplo: “oye, fulanito tiene problema”. Por la influencia de la publicidad de los años 70, esta frase se remataba  “a mi plín, yo duermo en Pikolín”

Ajo y agua: Comprimido de “ajoerse y aguantarse”. Que no hay nada que hacer, apechugar, cargar con la responsabilidad de algo.

Barrio de los callaos: Cementerio, campo santo, donde nadie habla. También “el otro barrio”. En Andalucía, por influencia gitana, el cementerio es un término del que se huye
pronunciarlo, es un lugar de repelús. Existen descripciones de más o menos acierto, pero todas tienen un jocoso para impermeabilizar el miedo que se le tiene.

Buscar la boca: Buscar la boca a otra persona, meterse con ella, provocarla. “Sr. Don José, yo no me he metido con el señor Pepe Hillo, pues no me ha buscado la boca como usted ha visto” (Pronunciado por Pedro Romero y recogido por Estébanez Calderón -1904-)

Comerse las patas como los pulpos: Se dice cuando, a causa de estar en necesidad, no se puede comer nada. Se hace así alusión a los pulpos, por no poder hacer otra cosa.

Comer de gorra: Ser invitado o simplemente no pagar. Es una frase antigua que ya Mateo Alemán utilizó en su obra “Guzmán de Alfarache”

Dar gato por liebre:  Aunque hay quien afirma que en tiempo de hambruna se sustituía el gato por la liebre, esta frase es más antigua y procedente del conjuro que, a propósito de esa circunstancia nunca corroborada, en las ventas camineras se decía antes de comer: “Si eres cabrito, mantente frito, si eres gato, salta del plato”. Y como, lógicamente, el gato no saltaba, se procedía a dar buena cuenta del guiso.   Frase que también se refiere a cualquier caso en el que se pretenda ofrecer algo falso.

Dar un capotazo: De inspiración taurina, es la esquiva a un asunto que no interesa. “Me propuso un negocio que no me interesaba y le dí un capotazo”.

Darse el piro: Viene del verbo calé pirarse. Marcharse, salir con rapidez.

De jigo a breva: De higo a breva es una distancia de casi un año de tiempo. Se refiere a que desde que los higos maduran hasta que lo hagan las brevas, pasará casi un año. Se dice cuando se lleva tiempo sin ver a alguien, ejemplo: “nos vemos de jigo a breva”.

El coño de la Bernarda: Bernarda era una mujer de mala vida que hasta tuvo que huir de su pueblo. Nunca se supo donde llegó a vivir, aunque por su incomunicación se supuso que era muy lejos. Cuando a alguien se le manda lejos de su vera, se utiliza la expresión “vete al coño de la Bernarda”.

El pito de un sereno: Los serenos eran guardas nocturnos de barrio, generalmente de avanzada edad que, en caso de peligro, tocaban un silbato para avisar al vecindario. Poca gente echaba cuenta de su aviso por lo que, cuando alguien no te presta atención, suele decirse que te trata como el pito de un sereno. Ejemplo, “tu que has creido, ¿que yo soy el pito un sereno?”.

Entrar al trapo: Aportación taurómaca referida a la acudida del toro a la muleta. “Entrar al trapo” es responder a una insinuación.

Estar más chupao que la pipa de un indio: Estar chupao es estar canijo. Cuando se hace la comparación, una cosa muy chupada es la pipa de un indio por su frecuente uso.

Ganarse las habichuelas: Trabajar. Antiguamente, en época de hambre, las habichuelas era plato diario de las clases bajas.

Hacer de la boca un fraile: Se aplica esta expresión a las personas que piden mucho y con frecuencia, en comparación a los frailes llamados mendicantes que se dedicaban a pedir
limosnas.

Hay gente pa tó: Se usa ante el comportamiento anormal de una persona.  “Desde luego, hay gente pa tó”, frase atribuida al torero cordobés “Guerrita” que la pronunció asombrado por la profesión  de su amigo y contertulio, el filósofo José Ortega y Gasset.

Irse de parranda: Después del  por fandangos se bailaban las parrandas acompañadas de muchas palmas y se consumía el resto del  vino y se celebraban las despedidas. Irse de parranda a lugar o lugares divertidos, parranderos,   expresa acudir a lugar o lugares divertidos, parranderos.

Más feo que Picio: Comparación con Picio. Por lo visto Picio era un famoso zapatero, que no brilló precisamente por lo agraciado de su cara.

Más largo que un día sin pan: En la época de escasez, un día sin pan sería un día inacabable, de ahí esa expresión.

Más perdío que el barco el arroz: Durante la guerra civil las empresas distribuidoras del arroz no se arriesgaban a que sus envíos fueran interceptados por el bando contrario. De ahí que, debido a la tardanza de los suministros, se acuñó el “estar más perdío que el barco que traía el arroz”.

Ponerse flamenco: Enfrentarse, envalentonarse. Procedente de la actitud de los soldados de flandes. Nada que ver con el cante.

Rita la cantaora: Pobre mujer cantaora anónima a que se le manda a donde no se quiere ir, a quien se le encomienda el trabajo que no se quiere hacer, a quien se le cargan las deudas que no se quieren pagar… y se le manda todo aquello de lo que nos queremos deshacer. “A eso va a ir Rita la Cantaora””Eso lo va a hacer Rita la cantaora”, “Te lo va a pagar Rita la cantaora”.

Tela marinera: Ponderación de calidad de una cosa. Las telas marineras, o de velas, siempre han sido muy fuertes y resistentes, por lo que se compara lo bueno con esta expresión. Ejemplo: “esa máquina es tela marinera de buena”.

malaga

El apellido Heredia

Manuel Agustín Heredia

Manuel Agustín Heredia

A Manuel Agustín Heredia todos lo conocemos por la famosa estatua sedente en la avenida que además lleva su nombre, más conocida como Muelle Heredia. Pero, ¿quién fue Manuel Agustín Heredia? ¿cuál es la relación de D. Manuel Agustín Heredia con el pueblo gitano?

Manuel Agustín Heredia nació en Rabanera de Cameros (La Rioja) en 1786, emigró a Velez Málaga ya huérfano con sólo 15 años, donde trabajó como dependiente en un ultramarinos. Sus primeros proyectos empresariales comenzaron en Gibraltar, con el comercio de frutos secos. Pero su don empresarial hizo que extendiese sus negocios probando en otros campos. En Ojén y Marbella contaba con yacimientos ferrosos, donde situó los primeros altos hornos.

altos hornos

Altos hornos de Málaga

Heredia se convirtió en exportador de aceite y vino, importante exportador de grafito, miembro de la Cámara de Comercio y promotor del Banco de Málaga. Pero fue su unión con Isabel Livermore lo que culminó su relación con la burguesía malagueña.

Incrementando las actividades de la ferrería y ante la necesidad de traer carbón de Asturias e Inglaterra, el empresario pensó en extender la producción, y fundó otra ferrería en Málaga: La Constancia, que se localizaba en las playas de San Andrés.

Anuncio publicitario en prensa

Anuncio en prensa

En La Constancia, cientos de malagueños encontraron trabajo, entre ellos la gran mayoría pertenecían a la etnia calé. Cuando Heredia tuvo que mandar a Inglaterra a sus trabajadores de raza gitana, con el fin de que aprendiesen la laminación del hierro, ninguno de ellos tenía “papeles”, entonces Manuel Agustín los preparó proporcionando a cada uno de ellos su propio apellido. Popularmente, se cuenta que los gitanos Heredia tienen ese apellido porque Don Manuel apadrinaba y ayudaba socialmente a sus trabajadores. Aún hoy, los que llevan el apellido afirman que son parientes del empresario.

Pero nos hace dudar realmente que todos los Heredia sean por Manuel Agustín. El caso de los trabajadores ocurrió en el siglo XIX; pero en el siglo XVI, en la procesión del Corpus de Málaga, se descubre una firma en el contrato de un gitano llamado Juan de Heredia, en representación de todos ellos. Se descubre que tres siglos antes del gesto generoso de dar un burgués su apellido a los trabajadores de su fábrica, existía ya un gitano Heredia, quien deja serias dudas de que este apellido se enmarque en el pueblo gitano a partir de la primera mitad del siglo XIX en Málaga.

Estatua de Agustín Heredia

Estatua de Agustín Heredia

Lo que sí está claro es que aún habiendo existido Juan de Heredia y el apellido se extendiese o no; Don Manuel Agustín Heredia, en la primera mitad del siglo XIX, fue un gran apoyo al pueblo calé malagueño, ya sea por su propio interés para su negocio, el empresario al apadrinar dándoles su propio apellido, ayudó a que estos trabajadores estuviesen asentados y más integrados socialmente en la época de una málaga totalmente clasista, una málaga racista y dividida en clases sociales.

Por esta misma razón, no quieren perder con el paso de los años su apellido Heredia, de lo que fue su apellido gitano-burgués. Pues como afirma la historia, el empresario burgués Don Manuel Agustín Heredia cedió su apellido a todos sus trabajadores que necesitaban papeles.

La farola: La Dama de la Luz

El proyecto de construir un faro nació en 1717, cuando se instaló una linterna de madera provisional, no fue hasta 1764 cuando farolase aprobaría la idea de construir la estructura de piedra. Nuestra Farola se encendió por primera vez en 1817, a manos del ingeniero Joaquín María Pery y Guzmán, convirtiéndose en la única luz de la noche para señalar el camino de los barcos. Una torre coronada por un torreón cilíndrico que sostenía una linterna atirantada, daba forma al nuevo faro de la ciudad. Cuando se construyó La Farola, La Malagueta era un barrio de pescadores, solo existían chozas construidas en la arena de la playa, con bastante ajetreo por su cercanía al puerto.

farola

Barrio de la Malagueta con La Farola de fondo, años cuarenta del siglo XX

En 1858 se puso en funcionamiento una nueva óptica, proyectado por el ingeniero Francisco Milla, de destellos rojos cada 3 minutos y se construyó un edifico en la base destinado a vivienda y almacén. Pero el terremoto de 1898 causó daños en los mecanismos del faro, dejándolo inoperativo. Ya en 1909 se reformaría la base, añadiéndole un piso más a la fachada original y en 1913 reformarían los daños que causó el terremoto para darle de nuevo la utilidad de faro.

Durante la Guerra Civil, el 28 de agosto de 1936 la Farola se apagó por orden de la Comandancia de Marina, todavía bajo las órdenes de la República, pues su silueta servía de referencia a la artillería naval y a la aviación del ejército sublevado. El Comité Central de la Flota Republicana ordenó que se pintara de color tierra, con manchas oscuras y claras para camuflarla. Aun intentando esconderla para que no fuese destruida, sufrió los efectos terribles de la guerra. En 1939, ya reestablecida la paz aparente en España, se reconstruyó y se pintó de blanco.

Barrio de La Malagueta y los Baños de Apolo

Barrio de La Malagueta y los Baños de Apolo

La Farola ha cambiado tanto como su barrio, que por aquella época era un barrio muy humilde de marengos. Pero algo de mágico tenía La Farola y La Malagueta, porque sus habitantes lo teñían todo de poesía. El primer merendero se llamó Merendero El Coral (actual Antonio Martín) y el primer balneario público, Los Baños de Apolo. Algunas de las bodegas de Vino de Málaga se encontraban también por esta zona. Pero con el paso de los años ha hecho que La Malagueta se llenase de edificios altos. Hoy, La Farola ha quedado  eclipsada por numerosas torres que compiten con ella, la primera en superarla en altura fue la chimenea industrial de la “Malaga Electricity Company”.  Y en los años setenta, se construirían los intentos de rascacielos por todo el barrio. La Farola se ha quedado chiquitita al lado de tanto edificio alto, pero aún así sigue siendo La Dama de la Luz de Málaga, la reina de la Malagueta.

La Malagueta, La Farola y el puerto, años sesenta

La Malagueta, La Farola y el puerto, años sesenta

Pero… ¿por qué la conocemos por Farola y no por faro?

La Farola es el único faro femenino de las costas peninsulares (en España existe otra farola, en Tenerife). Los malagueños la llamamos así de forma cariñosa, acostumbrados a apodar todo elemento que aparece en el entorno. El nombrarla con nombre femenino es por la semejanza de la estructura inferior a las faldas de un traje de faralaes. Hay leyendas populares que cuentan que todos los faros están enamorados de ella, La Farola, de la Dama de la Malagueta.

farola

La Biznaga, forma absoluta de la belleza hecha perfume

Aunque para los malagueños la biznaga es algo familiar, fuera de nuestra tierra es muy poco conocida.

No se trata de una flor natural, es una composición hecha con las flores del jazmín ensartados una a una en un armazón. Éste es un trabajo que se hace en las tardes de verano. En cada uno de los “pinchos” del armazón se introduce la flor cuando aún están cerradas, para que sea más fácil su manipulación. Unas horas más tardes es cuando llega la magia, al caer la tarde se van abriendo, y como si se hubieran unido formando una nueva flor, toman la forma de una bola con un olor impresionante.

Esqueleto de la biznaga

Esqueleto de la biznaga

El jazmín es un arbusto con alrededor de 300 especies. La mayoría crecen como plantas trepadoras sobre otra planta o guiadas sobre estructuras. Las flores jazmindel jazmín comúnmente son blancas pero tambien existen algunas especies con flores amarillas o rosáceas. Es originario de las regiones tropicales y subtropicales del Viejo Mundo.  El más conocido en Andalucía es el jazmín real, de origen árabe, que tiene su floración en verano. La flor tiene color blanco y un intenso aroma difícil de definir, pero inconfundible para quien lo ha olido una vez. Una planta muy importante para la decoración de nuestros jardínes y balcones.

Si el jazmín es famoso y utilizado en toda Andalucía todavía es más recurrente en Málaga, donde el jazmín está más que presente: dando forma a los premios del Festival de Cine  hasta llegar a la Biznaga, donde se representa su forma más elaborada de lucirlo.

biz2

La biznaga es una herencia que nos han dejado los árabes que vivieron en Málaga, y lo hemos adoptado convirtiéndolo en una de las señas de identidad de la ciudad. Decía un poeta árabe que el cielo es un cenador plagado de Jazmínes. Los árabes, en las tardes de verano inventaron una flor de flores, “la arquitectura perfecta con la cúpula de aromas, por lo que es la forma absoluta de la belleza hecha perfume”.

En los meses de verano, vemos en las calles a los biznagueros con el traje típico y una penca en la mano, en la que llevan clavadas un puñado de biznagas para venderlas, como si el tiempo no hubiera pasado, mil años vendiendo biznagas al pie de la Alcazaba. A su paso van dejando las calles impregnadas de olor a jazmín, y con el canto de “vendo olor, vendo olor”.

Biznaguero

Biznaguero

Verano Azul

Aprovechando el comienzo del Verano, esta entrada va dirigida a todos los que han disfrutado con la clásica serie malagueña rodada en Nerja, hace más de 30 años.

veranoazul

Dirigida por Antonio Mercero con la música característica de Carmelo Bernaola, duró 16 meses su rodaje, entre finales de agosto de 1979 a diciembre de 1980, en la preciosa localidad malagueña de Nerja, aunque no llega a decirse en la serie dicha localidad. Lo emitió Televisión Española las tardes de domingo, entre el 11 de octubre de 1981 y el 14 de febrero de 1982. La serie sólo consta de 19 capítulos, fue un rodaje y montaje costos en tiempo y dinero: cada capítulo 9 millones de pesetas (54.000 euros).

Trata las aventuras de una pandilla de entre ocho y diciesiete años de edad; y dos adultos cercanos a los niños: una pintora y una marino retirado. Conocimos personajes que aún hoy recordamos con mucho cariño: Chanquete (Antonio Ferrandis), el viejo marinero que vive en La Dorada;Julia (María Garralón), una pintora solitaria de vacaciones, que encuentra la amistad donde menos lo esperaba. Y los niños son: Tito (Miguel Joven), el más pequeño de la pandilla; Bea (Pilar Torres),  la guapa del grupo; Javi (Juan José Artero), el líder de la pandilla; Pancho García (José Luis Fernández), el repartidor de la tienda de alimentación; Piraña (Miguel Ángel Valero), el chico ingenioso y culto, gran amigo de Tito; Quique (Gerardo Garrido), el mejor amigo de Javi, el mediano de los cinco chicos; Desi (Cristina Torres), inseparable amiga de Bea, e hija de padres divorciados, en la época esto era una novedad por lo que siempre estaban comentando el tema los padres de los demás chicos.

Famosa imagen cantando sobre La Dorada "No nos moveran"

Famosa imagen cantando sobre La Dorada “No nos moveran”

En su Banda Sonora suenan lo que se ha convertido hoy en clásicos españoles como el No nos moverán de Joan Baez, o Amor de verano del Dúo Dinámico. Aún hoy, tarareamos todos la música de la entrada de la serie; dejándonos además frases tan sonoras como “Chanquete ha muerto” o “demasié para mi body” dicha por Tito.

http://www.youtube.com/watch?v=PkD6le8bZdQ

En la actualidad, existe en Nerja un parque que lleva el nombre de la serie, donde se encuentra una réplica del barco de Chanquete, La Dorada. Y en sus caminos podemos encontrar a los personajes de la serie. Según figura en el parque, existía un proyecto de hacer otro episodio que nunca llegó a completarse titulado “La excursión”, para completar un total de 20 episodios.

Existen muchas las anécdotas y curiosidades que ocurrieron durante el rodaje de Verano Azul:

-Miguel Joven (Tito), de madre alemana y padre español, leía mejor en alemán, su padre le tenía que leer los guiones para que él los memorizase. En los primeros capítulos tenía un acento germánico, pero luego ya se le fue pegando el acento de sus compañeros.

-Cristina Torres (Desi), tuvo que ser operada de apendicitis durante el rodaje.

-Desi y Javi tuvieron en la realidad una relación de 15 días.

-Nerja fue el pueblo elegido por garantizar 300 días de sol año y porque sus playas de arena oscura facilitaba la fotografía.

Entrevista publicada tras el día de la emisión de Chanquete en ABC

Entrevista publicada tras el día de la emisión de Chanquete en ABC

-Los miembros del rodaje colaboraron con los nerjeños apoyándoles en manifestaciones para la construcción de un ambulatorio.

-Se creó un equipo de fútbol llamado Verano Azul FC entre los miembros del rodaje y hasta llegaron a jugar en la liga de los equipos locales.

-El cementerio donde es enterrado Chanquete fue creado para la serie en Almuñécar, en las lápidas figuraban los nombres del personal de la serie.

-El acordeón de Chanquete no tenía sonido.

-Antonio Mercero, el director de la serie, aparece haciendo de médico en el capítulo que muere Chanquete.

-La muerte de Chanquete fue portada de los periódicos de aquella época, y tuvo que ser avisada en los medios de la época ya que tenían miedo a que causara un gran impacto entre los niños.

-El ayuntamiento de Nerja guardó luto en la emisión del capítulo de la muerte.

-María Garralón tuvo que aprender a montar en bici 15 días antes de empezar el rodaje.

Hoy día, se ofrecen visitas guiadas (con entrada a sus famosas cuevas) en las que te guía no otro cualquiera que Miguel Joven, interpretando el papel de “Tito”. Dura dos horas y media, y por 25 euros, os contará infinitas curiosidades y anécdotas del rodaje, paseando por Nerja os llevará al clásico barco de Chanquete.

http://www.youtube.com/watch?v=4avx1YEWYH0

Las formas de pedir cafés y su historia

La verdadera historia nació en 1954. En tiempos de postguerra D. José Prado Crespo, dueño del Cafe Central, tras la barra de su bar veía cómo sus clientes tenían que tirar café o pedir otro más para adaptarlo a su propio gusto.

Tras mucho pensar, inventó un cartel en el que se identificase cada uno de los gustos de cada cliente; creando hasta nueve opciones de tomar café. A Don José no le bastaba nueve opciones, para publicarlo en un cartel con dos filas, faltaba uno más para terminar de cuadrar. Buscando ese décimo café, preguntando a sus clientes, conocidos… hasta que uno de sus empleados, que era gitano, le dijo que el que le faltaba era el “no me lo ponga”, y a Don José le agradó mucho incorporar la gracia a su invento del cartel de los cafés.

teatro

Años tras años, estas denominaciones fueron extendiéndose por toda Málaga. La marca malagueña de Cafés Santa Cristina, pidió permiso a Café Central para utilizar ésta popular forma de pedir cafés en su publicidad. Éste hecho hizo que se extendiese aún más los diez tipos de cafés.

Hoy día, es algo muy característico en los malagueños, nuestra forma de pedir cafés.

http://www.youtube.com/watch?v=zs81xOS5pkA&feature=player_embedded